martes, 9 de marzo de 2010

Mi Incumbencia




Si algo me importa de Cuba hoy no son sus playas ni sus palmeras, ni la magia que reposa en sus ruinas, ni la calle que guarda olor a mi precoz pubertad como imagen de cine mudo, ya esas cosas tienen su rincón sagrado en la tela de mi vida. Me importa más, mucho más, que cada uno de sus habitantes gocen de la libertad y el control total de sus actos y pensamientos individuales (como hoy disfruto yo) sin que esto represente peligro alguno para su integridad como ciudadano (ser humano), que el exilio sea una opción más (o demás), que el horizonte deje de ser un escape, una aventura y se convierta en palpables oportunidades domesticas de sueños. Y aunque sé que no vuelvo, (ya no vuelvo) tampoco me regocijo en divisar la degeneración desde mi terraza alumbrada, ni en bajar las cortinas.

Leyser Martínez

2 comentarios:

Armienne dijo...

Bonita declaración de principios o de ilusiones.
Ojalá pronto sea real.

Evidencias dijo...

Amén!

CONCIERTO DE ARANJUEZ - ADAGIO- DE JOAQUIN RODRIGO. INTERPRETADO POR NARCISO YEPES. MI PREDILECTA

Banderas Blogueras por la Libertad

Banderas Blogueras por la Libertad
En el malecón habanero (Foto de Margarita García Alonso)

Sigue aumentando la cifra de banderas blogueras (Foto de Margarita García Alonso)

Nadie Escuchaba

EL DEBATE DEL SIGLO.. MAS CANOSA Y ALARCON... LA VERDAD SIEMPRE SOBREVIVE.. GRACIAS MAS CANOSA