viernes, 12 de junio de 2009

Un brindis por mis amigos…y los tuyos





Mi amigo Jorgito y yo estudiamos artes plásticas en la misma escuela elemental, fueron 3 años ( 7mo. 8vo y 9no grado) que bastaron para forjar una amistad que dura hasta estos días, el hace unos 6 años vive aquí en Miami y desde que llegó, aunque hacia más de una década no sabíamos nada uno del otro, fue como si nunca nos hubiésemos separado, la amistad intacta, el aprecio, las vivencias palpitantes en cada carcajada que escapaba de las anécdotas sobre estos imberbes adolescentes. Nosotros, los amigos.Se me ocurre hablar de esto a raíz de un post de una amiga, Margarita Portela, quien colocó la canción “Amigos” de Gerardo Alfonso y como a ella…también se me anudó la garganta, y se desató la memoria muda y olvidada a ratos…, esa que va dormida entre almohadas de vivencias lejanas…de pasado y nostalgia.



Resulta que Jorgito hace apenas dos semanas fue de visita a Cuba, a nuestro pueblo, ciego de Ávila, y me cuenta cientos de penurias y noticias tristes, solo destacan como alegres que su familia anda bien, que su hermano se encamina como buen estudiante y algún que otro buen rato entre ellos. Pero lo que más me estremeció fue la condición en que se encuentra un amigo común, Nestico,..mi socio de toda la vida, mi hermano, tirado a la bebida y descargando toda su desesperanza tanto como el alcohol le permita…24 horas de constante festín etílico, tremendo grabador, un artista para respetar que no tiene línea en el horizonte, descuidando a su familia, perdido. Y como me duele eso coño, como me duele porque cada vez que pienso en él, en Julio y el Copi (otros amigos que van también acabando su hígado en perpetuas curdas) y lo más triste es que no hay espacio para ocupar en otras tareas, ni siquiera mejor manera de entretenimiento que no sea bajar rifles de ron como jornada diaria.



Yo aquí tomo, me tomo mis cervecitas, mi whiskicito y mi vino cada fin de semana y uno que otro día entre semana cuando llego de la pincha fundío y stressa’o,…entro a mi oasis hogareño y entre una rica tertulia con mi mujer y Laurita y el confort que da ese calor …esa armonía, me relajo y percibo ante mis ojos el objeto (inmaterial) de mi estímulo, el fruto de trabajar y luchar, (olvídense del plasma o de el refrigerador lleno…aunque son elementos válidos) es la felicidad, tan circunstancial y a la vez sembrada de raíz, que me ha permitido progresar poco a poco y alcanzar metas, y crear otras...todas posibles. Y entonces el nivel de alcohol no afecta mi autoestima ni me derrumba en ese lodo de hastió,..es placer al paladar que me premia por una semana de sueños cumplidos o planeados. Otro contexto muy diferente al de mis amigos, pero que en su eterna cotidianeidad de desamparo, indiferencia y espera,..Quizá no sepan que existe algo mejor, que sobre todo, tienen derecho a vivir mi realidad,..a mis riesgos cargados de posibilidades claras,...a mis fracasos, estos fracasos fértiles para nuevas semillas de triunfos, en fin...a vivir.


Por eso mi afán en conseguir el fin de aquella mierda.


Ojalá no sea demasiado tarde para mis amigos o los tuyos; para los cubanos.




©leymartinez.09

4 comentarios:

Josan Caballero dijo...

Amigo Ley, creo que todos hemos tenido esas mismas vivencias y contrastes, dependiendo del lugar de donde procedemos, del status y de la generacion a la que pertenezcamos, pero como leyendote me has tocado una fibra intima, has hecho tiras mi corazon, pues entonces, en homenaje al tuyo y en gratificacion e inspiracion a los amigos (digase, como Silvio, los muertos de nuestra felicidad, de algun modo), tambien dedicare mi post, que incluira los poemas que tienen que ver con todo eso en mi primer libro de poemas para adultos: Rompecabezas, escrito entre 1976 y 1978, pero publicado en 1993, por tanto logro apropiarse igualmente de otros textos realizados durante esa etapa. Creo que eres un ser especial, y agradezco, no solo tus puntos de vista, sino tus maneras muy personales de encarar cualquier tema. Haces un buen reportaje de testimonio, te felicito, abrazos, Josan.

Armienne dijo...

Es penoso como la mayoría de lo que recordamos desaparece y los amigos se dejan destruir.
Muy penoso.

Fernando dijo...

Hola Socio,

Me tocaste con este relato, tengo amigos entrañables en la misma situación. Es muy triste ver como la alegría de Cuba se ha ido evaporando con el alchool y la desesperanza.

Saludos desde Austria,
Fernando.

Michell Pérez Acosta dijo...

Toca fibras muy sensibles este artículo.Mis amigos en Cuba no están en situación semejante, pero igual duele pq esos también son cubanos, y aquella también es mi Tierra.

CONCIERTO DE ARANJUEZ - ADAGIO- DE JOAQUIN RODRIGO. INTERPRETADO POR NARCISO YEPES. MI PREDILECTA

Banderas Blogueras por la Libertad

Banderas Blogueras por la Libertad
En el malecón habanero (Foto de Margarita García Alonso)

Sigue aumentando la cifra de banderas blogueras (Foto de Margarita García Alonso)

Nadie Escuchaba

EL DEBATE DEL SIGLO.. MAS CANOSA Y ALARCON... LA VERDAD SIEMPRE SOBREVIVE.. GRACIAS MAS CANOSA